Ventajas frente a la madera y otros materiales

  • Higiene: Son lavados en lavadora industrial, con agua a elevada temperatura y con detergentes compatibles con su uso en contacto con productos alimentarios.
  • Resistencia a la intemperie: El plástico no retiene el agua y ofrece mayor resistencia a las altas y bajas temperaturas, lo que contribuye a una mejor conservación del producto fresco.
  • Eficiencia logística y productiva: Más ligeros y resistentes, su tara constante reduce tiempos y costes en la cadena de producción y el transporte.
    De medidas estandarizadas, que permiten la compatibilidad con medios de transporte, procesos productivos robotizados o cadenas de suministro.
  • Respeto al medio ambiente: Son reparables y 100% reciclables al final de su vita útil.

Atrás